red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

Campo amor   & otros poemas – Pavel Ugarte Céspedes.

Reseña Pavel Ugarte Céspedes (Cusco, La Convención, Quillabamba, 1985):Antropólogo, escritor y poeta. Premio Regional de Cultura Cusco 2015, con el libro de poesía “Repatriación de las Aves” (Lima, 2016). Es parte de las antologías “PACHAMAR” (Antología de Poesía Latinoamericana, Chile, 2018),  “Enero en la Palabra” (2018), “Enero en la Palabra / Memoria Impresa”, editada por la Biblioteca Regional Cusqueña (2015), La Lira Rebelde Libertaria (Lima, 2014), “Tratado de la página en blanco” (Cusco, 2012) y “Convergencias / Muestra de Poesía Peruana Contemporánea”, Editorial Río Negro (Lima, 2011). Al presente su poesía se encuentra editada en la antología latinoamericana “Vals del Cielo”, recopilada por Editorial Valquiria en México (2018). 

Ha publicado los libros “Vermut” (Compilación del Premio Nacional Juvenil de Poesía Javier Heraud 2012), “Rareza Dura” (2012), “Animal Urbano y la Otra Ópera” (2011), y plaquetas como Cementerio de Hallazgos (2009), Vermut (2008), Animal Urbano en la Noche Mineral (2007) entre otras. Como escritor ha editado el Mapa Literario del Cusco (2017, 2018) y ha participado de la redacción de los guiones museológicos de la Red de Museos del Sistema Vial Andino – Qhapac Ñan en Urubamba, Paucartambo y La Convención. Igualmente del Museo de Sitio de “Puca Marka” (2012) y el Coro Alto del Museo de Santo Domingo – Qoricancha en el Cusco el 2016. El año 2015, trabajó en la redacción del “Yalpana Wasi / Lugar de la Memoria” en Huancayo, referente al Conflicto Interno Armado en el Perú. En el 2017 participó en investigación y redacción del museo de Sitio del Campo Santo de Yungay en Ancash, y el 2018 se ha desempeñado de la misma manera en el recientemente inaugurado Museo de la Capilla Loreto en la Compañía de Jesús del Cusco.

Ha vinculado sus estudios de antropología con la producción literaria y publicaciones como el Mapa Literario del Cusco cristalizan una apuesta por la historia, literatura e identidad. Es columnista de la revista Lima Gris y el Diario del Cusco. En la actualidad, viene trabajando en el Área de Bibliotecología del proyecto Mejoramiento de los Servicios de la Biblioteca Municipal del Cusco, Gustavo Pérez Ocampo, desde donde junto a otros jóvenes profesionales han conformado el Centro de Investigaciones Bibliográficas CVSCO.

Campo amor

 

I

Cuando caí de sus brazos aprendí a volar.

Surqué el camposanto. Saltamontes,

saltavalles, saltamares de crueles horizontes.

 

No quiero pensar.

No quiero hablar.

No quiero comer.

 

Quiero rezar profano

un poema al Sr de los Temblores (el día lunes).

Al Sr. de la Buena Muerte (los martes).

A Santa Cecilia patrona de los músicos (el miércoles).

A la Virgen de San Tutis (los jueves).

Al Niño Compadrito (el viernes).

A la Virgen de la O (el sábado).

Y al Sr. de la Resurrección,

que se pasea descalzo conmigo (todos los domingos).

 

Cuando caí de sus brazos

aprendí a beber.

Aprendí a extrañar sus frías manos

sólo calientes a mi tacto.

Aprendí a sonreír en las fotos.

Aprendí a beber de distintos labios

y pintar mi habitación de inusitada ternura.

 

 

II

 

Es difícil hacer el amor, pero se aprende

dice Antonio un cisne negro.

 

Porque cuando caí de sus brazos

empecé a correr.

Sin temer a nadie ni nada

más que sus ojos

cruzándose con los míos sin querer.

Dejé las calles y los libros.

Latiendo inéditamente.

Ahijado de la lluvia.

Entre coníferas cómplices me escondí.

Empecé a leer mi infancia

en los ríos despidiéndose

con su pañuelo verde para siempre.

En sus aguas limpias

no he vuelto a ver al niño que fui.

 

Al caer de sus brazos me puse a pensar.

Cuándo sabes que aprendes o debes olvidar.

Cuándo sabes si es armonía o melodía.

Cuándo sabes si es amor o locura.

Cuándo sabes si reír o llorar.

Cuándo sabes si es el principio o tal vez el final.

Cómo saber si es abril o enero.

Cómo hacerte entender que el tiempo no es mi cruz

y no le temo a las horas que viviría contigo.

Cuando no estás a mi lado conozco la tristeza,

la guardo en el mismo bolsillo de mi juventud.

Ingresé a las ligas de la desesperación

junto a otros imberbes vestidos de negro.

Vestí luto y mis ojos se hicieron más oscuros

para observar las estrellas sin remordimientos,

gemir sin remordimientos

he inhalar de igual manera el amor puro.

 

 

III

Al caer de sus brazos mi adicción se hizo la vida.

El tiro de gracia. La balada cósmica.

La paloma negra. El camino del San Pedro.

                    Destino del humo

La filosofía del Popper.

El ego disuelto en LSD.

 

Mi adicción se hizo la página en blanco.

Sumergirme en el río,

en la noche, su cuerpo, su nombre.

Soy adicto al sonido, la furia y la naturaleza

El amor, el orgasmo y sus proezas.

 

 

IV

Al caer de sus brazos volví a escribir sobre calles vacías.

Doblado sobre una carta viva aticé palabras para ti.

Reclamé la dicha y retraté el infortunio.

Escribo sin idioma en dialecto solitario.

Escribo la historia de mi pueblo sin memoria.

Escribo del mutismo inadvertido.

De la oralidad del sexo escribo y describo

virginales palabras.

El instante, el amor, nada que permanezca.

Cuando caí de sus brazos, aprendí a volar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: