red peruana de literatura

pensamiento creativo

Animanimal, S/T, & Otros poemas – Ssett Vincent.

Estudió en la escuela de bellas artes Diego Quispe Tito la especialidad de dibujo y pintura y antes de egresar de la carrera de pintor la abandonó por el oficio de escultor autodidacta. En la poesía se ha mencionado su nombre en algunas pequeñas publicaciones colectivas y revistas locales. 
Actualmente no posee ningun libro publicado y ningún proyecto para llevar a cabo este fin. La poesía pesimista no es algo que pueda exaltarse en estos tiempos…

*

 *

Poemas

*

Animanimal

He conocido a un animal 
que se alimenta de su propia carne 
y al tiempo que he pensado desaparecerlo 
me ha tragado con su tristeza, 
ocupa mi árbol cuando estamos felices 
y cuando no, revienta un ajeno todas sus carnes 
se oculta en un espejo en las llanuras 
y a su tantísimo autismo se compadecen otros corazones.

Es su brillantez destrucción 
que se une a mis silencios parcos 
que se une a mis piedras y a mis vientos…


S/T

Llevamos gente muerta a todos lados y a todas horas 
y huimos de la muerte.
Nos metemos en este cuerpo que no es nada más que un pasaje
a que lugar hemos de ir a parar con tanto viaje?
quien nos a de cuidar cuando hayamos desalojado este cuerpo?
Ahora entiendo la reproducción de la humanidad de la que huyó 
y de la que por el contrario tengo miedo, 
no soy libre como quise creer 
he tratado de no ocuparme este tiempo más que de mí misma 
y esto me ha generado un terror de estar engendrándome, 
el miedo, el odio, el amor, la compasión, la ira, hacia los demás
me ha dejado una prision conmigo,
debería ser un ente indiferente a mi lo mismo que con la gente 
debería de no enamorarme nunca 
para no seguir cuidándome tan atrozmente 
pero tal vez he deseado con esto que alguien se ocupará de mi, 
de mis malos actos, de mi amorfos sentimientos.
Por fin creo que a esta necia ya no le quedan dudas, 
que siempre he sido una carga, que odio seguir siéndolo 
que envejezco sin detenerme un instante a mi espejo…

En mi vida nunca creí que me resistiría tanto a la muerte que me exige vivir.


Algunos rayos 

Mira a esos niños en sus juegos 
y la vida avanza atropellando,
toca tus únicos matorrales 
y a las serpientes dales de beber 
avienta tus ojales crispeantes 
y suspéndete,
no sé, 
para que, 
hay que seguir estremeciéndose.

Abandonate a la ceguera 
y enloda tu razón cómo un niño
los días familiares se terminan 
y a tanto no saber de las horas anochecemos. 

Parece que la lluvia ataca los caminos 
cuando piensas en ellos,
y mi mugre pensamiento se confunde con ecos 
que guarda mi pequeño insecto de las multitudes.

Se pierde la muerte de mi padre 
a tantos cielos donde lo araño y lo oculto 
y a tanto escapar del mundo 
un demonio se queda en este acantilado.

Escuchas la sonata de animales?
mil bestias se confunden redimiéndose, 
varas al campo y esgrimas los nidos
nombras al dios de la piedad y el día se amarga, 
hay pastos helando y hay sombras cayendo 
y rezas tu multitud a mil santos,
y yo la flor que no es nada más que espina 
se suspende en un no sé 
porque los vientres precisan llenar el alma. 
no se…


Fuera de la carne

No te aquietes en la cama para seguir enfermando 
que no te encuentre el matorral vacío y solo,
la oscuridad llora inoportuna 
y se enajena de tu vergüenza. 

Conoce las laderas de la gente que libras 
cada uno nos vamos con un abismo 
pero no dejes, de sentir aliviante la piel de tus padres,
vuelve  a casa a recordar lo bello que fue vivir, 
aunque la amargura ande constante a tu puerta 
vuelve a despedirla siempre con dulzura 
ella sabe que tú necesitas piedad de ti. 

Otro vuelve a ti contigo 
y te hace desear la vida como un sueño 
y volvemos a pensar en ellos 
como un amable trago se seguir pensando
que nada importamos
que nos dejaremos cuando sea necesario 
y el placer enteró se convertirá 
en un agujero de descanso. 

Hay un tiempo perdido 
Hay un gris enraizado en el cielo 
Hay unos ojos blasfemando 
y unas manos a punto de disolver
el eterno vicio de guarnecer la noche. 


Está ceguera rima con la vida.

El tiempo a avanzado tan desespero y lento 
la madrugada se ha levantado 
para conmemorar que no eres más,
ay de los tiempos donde la luz late oscura 
y te sumerge en iris 
que ya no posees suficiente la juventud para gemir,
miras tus encías con la tristeza de un viejo,
habrás descubierto que las fugas son tu único terreno 
y los aconteceres naufragando en tu apropia boca 
habrán desembocado gigantescas solas,
habrá hecho ruido el otoño baldío en tu pulpa 
como lo hacen esos seres queridos que se van.

Se desgastaran los legendarios días 
para empezar afanosos los inviernos,
habrás sentido la urgencia 
de galopar un pez contra el techo
y habrás sentido como un nadie tu inmensidad 
tan hosca que tienes por lugar.

La ceguera rima con la vida 
tu dolor infantil ya no posee realidad 
ya has amado a algunos cuantos 
y con eso decirle adiós a este mundo parece un buen final.

No poseo otra perspectiva más que la de un ciego 
que se tantea en la oscuridad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: