Lenguaje Perú

Poesía

Lenguaje Bolivia: primer volumen de los jóvenes poetas bolivianos por Andrés Mariño Rivera

Andrés Mariño Rivera, recolector de estas escrituras, de estos enjambres que lo han perforado. O, si se prefiere, antologador.

a modo de palabras iniciantes

Ante la urgencia de señalar y organizar la presente (actual o contemporánea) e inédita movilización (de la carne, el daimon y/o las cosas), o ninguna movilización, inducida en el aparecimiento de variadas propuestas en la escritura clasificada como poesía (pero ante todo escritura) escrita en el terreno ocupado por el estado boliviano –criminal como todo estado- (y escrita también en un terreno simbólico aún más amplio y concerniente no sólo a las regiones hispanohablantes) me veo obligado a ponerme en cuestión (en tortura) sobre los modos de realizarla. Asumo la cuestión por el paréntesis, y el paréntesis de la cuestión me asume (el paréntesis, la interrupción de la estructura implicada en las palabras ‘organización’, ‘antología’, ‘muestrario’, ‘compilado’, etc. El paréntesis que me interrumpe porque las cualidades del material que he extraído y estoy por exponer se resisten a estas categorías; pero me permite pensar otras). Entonces decido, en las delicias de esta tortura, no organizar (NO AL ÓRGANO NI A LA SERENIDAD). Aún mejor, no al paréntesis de la organización y el órgano, éste aún se organiza en relación a la unidad. Habré de suplantarlo con otra forma (daimon, carne, cosa, ethos, etc.) que permite pensar el estado vibrátil, de tensión irregular, individual y compartida en la escritura de estos sujetos. Bienvenido seas: enjambre.

Estas palabras sirvan de penetración al espíritu (jajaja) de esta labor que recién comienza a manifestarse. Esta primera sección, primer enjambre que presento, ha sido concebida no por el azar, sino por las perversidades del azar que dejan entrever y perder de vista una tendenciosa conjunción de escrituras (irregulares, tensas, vibrátiles, individuales y compartidas). Por si no quedó claro quise decir que esta ‘selección’ es claramente tendenciosa (y me rehúso a dar explicaciones, pero por el otro lado, es legítimamente azarosa y todo intento de explicación es imposibilitado. Se presta al estado neurótico de la interpretación (que siempre es sobre y sub interpretación). Pero, este enjambre es una primera incisión que habrá de sugerir una publicación continua de quienes ejercen la escritura, y se ejercen en ella, en los terrenos colonizados por el estado boliviano. Tratemos de que sea la incisión de una cesárea. Abramos los ojos a la posibilidad del nacimiento de la criatura (escritural, creadora) que habrá de juzgarnos antes de que la juzguemos a ella.


Camilo Barriga

Camilo Barriga (Sucre, 1991) se graduó de Earlham College (2017) con un B. A. en Social Thought y Filosofía. Es coeditor de la revista de ensayos Esparpajo. Escribe poesía y ensayos.

Cuida a su perro y a su gato y camina por caminos entre los churk‟is de San Lorenzo, Cochabamba.

Poemas del libro aún inédito Anus Solaris

Tadeys

Construyamos una máquina

Que nos sodomice a todos

Gratis

                    Del más feo al más hermoso

esa sí sería una pizca

De comunismo

Un fantasma acecha el trecho*

Es el fantasma de Foucault

Con su verga ardiente en letras

                      Mientras te coge 

O te lo coges

pero

Cogemos (todos?)

Un parpadeo y es El fin del tiempo

( Es que ha llegado Messiaen?)

De esta tierra porosa y caritativa

Vendrán escuadrones

de niños
mortibos

A sembrar (gas)

mostaza

Se triplican las aguas

Hay que sacar un cigarrillo encendido del pito duro

una cabra se desencaja la mandíbula

Y yo paso entre llamas

que abren tus pupilas

solo el sol sabe si saldrá mañana

¿y si no sale?

Shh. La constant conjunction nunca ha fallado hasta ahora

Supositorio

pero hay tantas voces aquí

conmigo

Que no sé cuál es la de mi madre

Pidiéndome que no me destroce

La cabeza y que no las escuche

Incontables descargas

Como cables pelados en la mano

Preferible oprimir el obturador y despertar

Ametrallado por miradas y monitores

Tenemos que ponerte un cable al culo

Para controlar tu ritmo cardíaco

-¿al culo?

„Sí, y hasta la médula‟

„Bueno, pónmelo‟

Aquí todo se vuelve cuerpo rápido

Si parezco medusa

Tenia sagrada

Exhortación del orto del que

No florece nada,

Aquí lo único que florece es frustración

Y enemas

Los críos reciben descargas

(¿cuál es el matema que explica este fenómeno?)

y mis ganas de destrozarte en la boca

No cumpliste tu cometido de escribir

como escupir

(Panero el puto citador lo dijo)

Me tocó una neurona en cuna de rata

Me acaricia con el dedo

Y entra en mi boca haciéndola añicos con su pensamiento

¿cuál es el fruto de mi devaneo

En círculos mentales?

¿y quién leerá estas letras escritas con mis pupilas

Dilatadas?

Oración de la policía

Y el último mensaje me dice de ti 6.39 de crédito

Las cuatro voces tropiezan, ocho,

Te vas al carajo. te vas al carajo?

Al carajo te vas

quizás un mirage

pasa la púa

tropieza, tristan, tris-tan,

después del milagro, quién dirá esto?

Esto, dicen, (dicen?)

(dicen, dicen…)     la vez del cristal, hay nadie,

dos lenguas se muerden , (se muerden, se muerden?)

paré en un jaguar y

(jaguar, digo) dices                               (dices? Qué?)

Pararse en la tierra hambrienta , el viento y su vienta, y al final qué escribo?

Pero terminas en la nieve

La cámara

el aliento fulminando los pulmones

Afrodita          su colita dínamo

Manos os tientan ojos el piso

Los pisos tienen ojos

Poneme, poneme aquí

Te has dormido y sueño del tren te ha dejado por harto

No has tocado tantos coños

Coños que te arrancan la verga si intentas

El sueño de cada poeta es cogerse a su propia aleta, su propia lengua, les tambalea (quizás su verga?) me detuvo el bosque , y la poesía,

La poesía

Poe sí

A

La po

-licía

(no hay poesía?, y de la nada hay policía

Y poesía de la nada? Y soy policía de la nada?)

ves?

Tales en mileto se baña en aguas de

rema

los reos del tema

del teorema

mareo

muchos

muchos temas

oh teos

esta casa

la bruja que me chupa el pene,

tratando de que me quede en casa

es re-real esta esta ilustración?

               esta hora

            esta hora ora……?

  oración………?…

Pedestre

en el rosal del patio de los locos

uno me besa y me ruega que le diga que es lindo

que aún puede coger cinco horas sin terminar y luego escribir versos una mano nos trastoca la cabeza y nos pajea

¿fue la mano de dios la mía la suya o ninguna?

ya no somos seres pedestres

Amo su inocencia (poema inédito)

A punto de cumplir no sé cómo

quince años pero me desplazo solo en un avenida y yo en el auto era puto rey de la fiesta

entonces demasiado éxtasis

pero acabemos con todas las timideces sexuales

y me abrí

busqué una casa de putas

en que estaban vestidas de lagartija, de rinoceronte y de hamsford (en el reino de dios hay de todo)

y dije

he aquí una morada

estaban emplumadas y que dejen su danza y suban a mi peta

se me acercó una y me acarició

el cabello me dijo

no es gratis papuchis.

Miguel Carpio M. (1993) nació en la ciudad de Oruro. Es autor de los poemarios Bulbo raquídeo (editorial 3600) y Jazzologías (editorial 3600, Premio Pablo Neruda). Finalista del XLIII Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo (Ciudad de La Paz) con el cuento La vaca, publicó poemas y relatos en las revistas Letralia (Venezuela), Cuaderno (Chile) y Marabunta (México). Fue invitado como expositor del evento TEDxUMSA (Universidad Mayor de San Andrés de la ciudad de La Paz).

De Jazzologías, 2015. Editorial 3600

La Jazzología es el poema del mañana.

Es la verga que desvirga a las doncellas del buen gusto y la belleza
Esta disonante forma de hacer arte
quizás la única

en el revoltijo de este siglo de mierda.

La poesía ya no es adorno
ya no es juguete

ni utensilio para artesano intelectual.

La Jazzología es eso.

Duendes, curas, caos, sueño y todo

El sueño que tendrás al dormir con el libro abierto.

Voy a escribir cagándome en todo lo que se interponga.

II

Me cago en el lenguaje.

En el hiato, en la púa;

me cago en el vigía

me cago en la vejiga.

Con la clandestina explícita

con el hiato,

y con la púa.

Es con el hiato

que maíz mastica el poeta;

se vacía el alfabeto

se le extraen las entrañas

-entrañas:

en trance entra el ñandú.

El muy malo pato feo

picotazos dieron en los pétalos del ano;

en la ortografía y en la sintaxis

la mierda se hace lana y se hace quimo.

el pato-poeta muy malo y muy feo

culos pateando en el diccionario y el alfabeto

andaos sobre el papel

esputando sobre el adverbio y el pronombre;

¡andaos, andaos sobre el papel!

Sobre este papel andamos continúo

-tú ando, él andas, yo anda-

meando letras y palabras sin coherencia;

(la verga escupe vida al igual que genera caos)

y mi pulpo cilíndrico alumbra esta criatura maldita; este hijo bastardo y sin madre; esta blasfemia que no tiene ojo en el vientre.

Este engendro proveniente de la enfermedad moral

destruye como un niño loco que se masturba mordiendo orejas,

poseso siniestro que dispara su miembro asnino,

batallando bajo sólo la bandera de la flema

avanza andando sobre el papel

decapitando las cabezas podrida-ilustrada-peluda del maestro

y cantando comienza junto a las voces de los niños:

Des-escriban, des-escriban, ¡desescribid! sed saltamontes en el bosque del silencio

y devoren los puntos y las comas”.

Entonces en el lenguaje mi mierda se deshace bajo la flema del hiato que calumnia los campos clandestinos de maíz donde el pulpo aplasta el desierto de sal y con la púa nos decapita el poeta mientras ellos nos enseñan a escribir y yo les ordeno desescribir a través del quejido del pato-poeta que patea culos y destroza los pétalos del ano para obtener entonces la suculenta sopa de las entrañas del alfabeto comida por el pato y cuando la digerí defequé garabatos líquidos con carácter artístico-literario para que los hombres ricos y eruditos se jacten ante nosotros que no tenemos dinero y les enseñen a escribir para que él les enseñe a desescribir porque yo

me cago en el lenguaje.

XV

Nido de víboras que nació de un escupitajo genital clavado en plena concavidad vaginal

por accidente premeditado

en el sexo adulto planificado con calendario

en un chorro apestoso de néctar blanco

pobres, pobres los bolsillos que me mantuvieron
  los senos que me amamantaron

  los brazos que me acurrucaron

esparcido con amor en la cálida noble madriguera

el noble gusano esputa mariposas en la concha sin perla

para esculpir un renacuajo que sepa tocar el piano

y que tenga un amasijo de gusanos por cabeza

gusanos que algún día serán serpientes
amasijo que será de víboras nido algún día

donde se origina la historia que así comienza:

Nací sin alguna estrella

en una habitación desierta,

sólo con mi madre y el doctor
que vestía una costosa chaqueta.

Le cubrí de placenta
la costosa vestimenta
al ser vomitado

como una desagradable sorpresa.

Con un mediocre intelecto,
tan sólo algo de talento
pero sin algo de genio,
comencé a crecer y existir.

Como un excremento seco
comencé a pensar;

me encontré escupiendo al prójimo

y defecando en la libertad.

La blasfemia fermentada creó torbellinos
multicolores con sus inhalaciones

primero risa coloquial y luego lágrimas de metal.

Suicidas, homicidas,
apátridas, criminales,
misóginos, nihilistas,
alcohólicos, drogadictos,
sádicos, hedonistas,
rebeldes, pesimistas,

enajenados y enfermos homosexuales;
todos los muertos

fueron sus únicos amigos.

Fui expulsado de Grecia

prohibido de entrar en sus casas de filosofía.

Como una piedra que cae del barranco

llegué hasta los poetas y su poesía
llenando de mierda el metro y la metáfora
corté las cuerdas del arpa con mis dientes
antes de ser condenado a la escuela.

La disciplina se disfrazó de vieja obsoleta

y arrancó mis cabellos con un insecto de hierro
que tenía cuchillas por labios y dientes

y mordió mi cabeza con auténtico descaro.

El garabato será expuesto en un museo de anormalidades

expulsado de las casas de artes y estudios

expatriado por hacer origami con la bandera
avergonzado por no tener más bienes que un perro

despreciado por desprestigiar la poesía con sus símbolos y metáforas.

El mojón se ahogará en la miseria.

(Tres Madres) (Fragmentos)

1

Tu vientre madriguera,

Tres Madres,

en tu vientre albergas vidas;

y una en especial,

una vida albergas, Tres Madres,

en tu cálido vientre madriguera.

De tus máscaras, la vieja

es loca y miedosa

con el vientre abierto,

Tres Madres,

de tus máscaras, la vieja;

acaricia, sacrifica, mima

la máscara más vieja,

la del vientre bien abierto.

Tres Madres, la segunda

la lejana, la extranjera

es la menos culpable.

Tres Madres, la segunda

que empuja al niño

hacia el borde del abismo.

Porque la tercera, es guerrera

Tres Madres,

tres bocas;

la tercera que devora

mariposas y polillas,

es la boca la tercera,

manchada con sangre y retazos;

retazos de alas diminutas.

2

Oscuro y cálido tu vientre

la cueva de placenta

una sutura en la vagina;

Tres Madres,

oscuro y cálido tu vientre.

Eres hembra hiena

carroñera

ladrona, eres hembra;

efigie colocada en la puerta,

un ojo gigante

la boca entreabierta

enseña los dientes;

Tres Madres, guardiana,

eres hembra hiena,

carroñera,
cariñosa, eres hembra.

Sin tu ídolo fetal no podrás

caminar en la oscuridad

descansar

preparar la cena

parar el taxi,

no podrás

sin tu ídolo fetal.

Eres la madre cerda,

Tres Madres;

con tus seis tetas

alimentas a tu engendro,

lo ahogas con tu cuerpo

lo encierra tu peso

en tu cálido y oscuro vientre;

Tres Madres, ocluyes la cueva de placenta,

te suturas la vagina.

3

Alumbramiento

El día termina

–comienza-

el agua en la sábana

la cama empapada, nerviosa,

tiembla el sudor.

Tres de las bocas

gritan

-muestran los dientes

blancos y las encías rojas

el rostro cansado,

dulce, hosco,

las gafas rotas en el suelo:

Perdón, estaba muy oscuro”.

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!

¡¡Ahhh…!! (Pujen queridas, pujen)

¡¡¡AHHH…!!!

La criatura ahogada por seis brazos llora para poder respirar

-¿por qué el dolor nos da la bienvenida

y despide de la vida?-

Los brazos y los pechos

estorban sus quejidos.

José Villanueva Criales (La Paz, 1992). Es diseñador gráfico y escritor. Ha publicado los libros Toma de nombre (2017), Los años dorados (2018) y la plaquette Erótica del fracaso (2016). Actualmente trabaja en el taller de manufactura editorial “Gran Elefante”, diseñando y produciendo libros.

De Erótica del Fracaso (2016) Gran Elefante

rotomártires

ángel es igual que policía

mejor las bolas amaestradas de mis ojos

las bolas intermitentes de mi billetera

las bolas del gato ciego que cabalgo

caigo parado sobre las causas más estrafalarias

evitando la voluntad de los astros y de los ministros

-qué más se supone que hace un chico con su vida?

esta forma obligatoria de sentir

esta forma obligatoria de festejar

hace que salten los interruptores que confunden lo patético y lo clandestino

es la dosis de violencia gratuita necesaria para sobrevivir al espíritu de mi tiempo

a un año de que empezaran a llover familias de chinos

sobre la ciudad supina

todavía somos las peores personas que conocemos.

usucapión

mi misión es su misión

nunca antes pensar había sido tan tabú

nunca antes amar había sido tan vulgar

cuando intentas empezar a trabajarte

pero ya tienes trabajo y eso te pone triste

-no te muevas de aquí hasta ser dueño de lo que pase!

hasta hallar en esta voz todo lo que he venido a decirnos

a esta época de la historia la llamaremos bolivia debe morir con nosotros dentro

pongan veneno en los esteroides del cholo rey de esta cofradía

hay demasiadas cosas de las que burlarnos

y ya que el desconcierto nos erotiza

deberíamos pensar sólo en lo que nos hace distintos

cultivar el bochorno

descoser el escudo

y que los barrabravas se suiciden a puñetes.

chuquiago ultras

un mantra para nuestras vejigas ansiosas

mi violencia es mía y nada más

porque el mundo no para de tocarse

sólo busca el estímulo de su discípulo

como quince dildos entrando en la pachamama para sacar petróleo

-mejor ven a soplar este pututu que te ofrezco!

nuestras pandillas no tienen vértigo

nuestras semillas están en código

por eso no nos protegemos

tenemos un bebé y lo succionamos

total no hace falta más gente en el mundo

comiéndose nuestra comida sin reír de nuestros chistes

ya que estás muriendo de calor

y no estás con chamarra bajo el sol

tal vez deberías apagar tu turbina

admirar la negligencia de tu fuego

hemos llegado a la hora a la que comen los meseros

todo lo perdido es supernumerario

apenas hemos terminado el refugio ya dan ganas de volverlo a cero

De Los años dorados (2018) Gran Elefante

arenga

esto es para ti cholita borracha que orinas las postales de mi tierra

y para ti punkero soldado que buscas el pito corto de la rebeldía

vengo de cazar al fénix que no se vuelve ceniza

por puro apego a su plumaje y su berrinche

sin tiempo para renacer

apenas para buscar

las mejores pelucas del pueblo

los mejores juguetes del valle

yo sólo quería ponerme faldero contigo

regalarte el tatuaje de mi espalda

para que me digas lo que dice

una sola es la parafernalia de mi lucha

nadie vale más que su propio peso en monedas de cinco

el problema es que nos avergüenza lo simple

por ejemplo cuando despierto con moretones

digo que sólo estaba buscando dónde introducir mi hostia

¿se entiende?

póliza

cinco maníes para el midas moderno

sólo por eso escribo, negrito

es por la pinta y por cambiar el mundo

cuando ya no se pueden bajar más cambios

y nuestros padres se fuman la ceniza

sólo amo la forma cómo no eres libre

cada día sé llenar mejor el basurero

y si sangras me llamas me escribes

así guardo mi taladro budista romo

mi taladro hippie prestado

la verdad no sé cómo pensaba levantar las cortinas

horadar la textura

esto no es canto a la bandera

son las flores de mi jaula las que miras

son las jaulas de tu jaula que investigo

y es la jaula de tu alma la más fina

la que más me hace sentir que estás conmigo.

Tristán Blanco (Jorge Samos) nació en la ciudad Sucre el año 1995. Ha publicado Invisible (Editorial Pasanaku) y Vagabundajes (Tristán Blanco, 2015), además de poemas en numerosas revistas.

De Vagabundajes de editorial fantasma

Porque antes de morirme quiero

Decirte Isidora -también me cogí a tu novio-

Sabor Cordero Asado

Que vuelve a los muertos de la muerte

Por la sangre de los corderos vivos

Perdidos en la no ciudad

El Cacareo de los gallos negros revela el retorno

Kamayuk

Mamífero astro luminoso de luz negra

-Dios del olvido-

Lobotomía química (Sata)

Deshecho del hecho

Restos quedan en las cabezas

Adormecidos seguimos en la mita

No hay cura ni droga eterna

Vulnerable Visera

En el páramo

Canta tu canto pájaro andrógino.

Poema romano

Homo

Terapia

Electi

Erectis.

Payasito

Eran las cuatro de la tarde,

1 vaso de vino bastó

Para escribir de nuevo el amor

Con su período.

Sonderkomando

Usted jefe

Usted sonderkomando

Usted que fue hermano mientras pudo

Usted es el que tiene que limpiar todo este desastre

Que dejamos

Poema al niño

(futuro drogadicto)

Tú no tienes la culpa

Pansexual

Animal –Utilitarista-

Desvirtúa la razón y

Encontrarás la verdad

Vengaré toda venganza

Poesía Animal

No somos

No hacemos, solo copiamos/emulamos

Como el canto del loro

Esta sed animal

¿la saciará una Coca cola laith?

(¿Dónde nomás estará ahora?

Nuestro aborto bautizado.)

Claro está

-Que el Paraíso no es esto-

Néstor Espinoza N. (1998, El Alto-La Paz). Estudia periodismo en la Universidad Pública de El Alto. Salvo un poema publicado por el número 3.33 de la revista Esparpajo, toda su obra permanece inédita.

Elaborado y envasado por Estas carnes Belcebú S.A.

Se habla mucho de la actividad violenta de las neuronas salidas de estos laboratorios. Un gran plano cerebral con rejas y espinas en contra de las conciencias.

Nos arrogamos para nosotrxs la voracidad de controlarla y, si el caso llega, de suprimirla. Tenemos habitaciones especializadas para la cosa. Las gradas con pies colados arrancados de quienes buscaron salir. Pero la única salida es la tortura, señorxs y señorxs. Entre tanto y mientras tanto lo consideremos urgente y necesario, seguiremos golpeando con mayor o menor intensidad los inicios nerviosos de nuestrxs enemigxs, hasta que la verdad haya sido fabricada y penetrada en ellxs, inventándolxs a nuestra imagen y semejanza. Un gusano nos inyecta la emergencia de deformar los cráneos. Es decir, exorcizadxs de la masa y del espíritu. Su política exterior comprende una sola palabra: expansionismo.

Oh pueblo americano: La seguridad es la meretriz de la vida humana. Así como la seguridad viola nuestra seguridad, nosotros violamos la suya. Pero estoy asombrado ante ustedes. Algunx practica la distorsión y todavía les está ocultx. El punto de quiebre fue testigo de la coalisión.

Fui golpeado por la idea de dar a luz un cocodrilo que se tragara a un niño y no hacer más que berrear. ¿Pero entiende un cocodrilo algún idioma otro que el de la (gravidez) acidez química? Deponer a un viejo agente para saquear el terror que es el significado de libertad y democracia.

El último es propio de sí y de su afiliación religiosa, y yo considero que él es imparcial. Pero visita el padre la región de los deslumbrados.

Fue fácil provocar a esta administración y arrastrarla detrás de nosotros. Fue suficiente enviar a dos apóstoles a la muerte del sol a izar un trapo en el cual estaba escrito „zenite, sinapsis  y fractura‟  y conducirlo al agotamiento  en nuestra lucha con el  Gran Poder  -fue suficiente para causarle al padre a que se apresurara a salir de este lugar por abrir cráneos y para darle negocios a varias de sus corporaciones.

Él es como la cabra de genio enfermizo que excavó de la tierra el cuchillo afilado con el que sería degollada por lo inaudible

Le pareció a él que la historia de una muchacha y su cabra y su embestida era más importante que tratar con los aviones y su embestida hacia los rascacielos. He aquí el misterio de la trinidad: tres veces más la cantidad de tiempo necesaria para las operaciones.

Las hierbas de lo bien amado son dañinas. Gracias a la gracia.

Mascarada mix (nonato espina) neuro-poema teológico del 2019

y bien! aquí aparentas, sobre la concha de la ciencia

la delicuescencia de tu espesura de mono varado en los plantíos gasíferos del lenguaje

mutante hasta en la rígida existencia de los pulmones, o su constatación civil, bendicen huevos de luz que eyaculan astros como neonatos órganos en el sistema

y la voz de los hechos se levanta

la razón enema en los vivos, alterno ser que brota, depositada por guante grasoso, quizás el malparido

dios del ansía, tu máquina vital, adquiere formas en el cuajo habitante

se hunde la región en la región de los iguales.

One thought on “Lenguaje Bolivia: primer volumen de los jóvenes poetas bolivianos por Andrés Mariño Rivera

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: