red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

Google celebra los 131 años del nacimiento del Conde de Lemos – aquí una breve selección de sus poemas


Poeta, narrador, caricaturista y director de muchas revistas, hoy por hoy, Valdelomar es celebrado internacionalmente

Así celebró hoy google los 131 años de nacimiento de Abraham Valdelomar

selección de sus poemas

La danza de las horas

Hoy, que está la mañana fresca, azul y lozana;

hoy, que parece un niño juguetón la mañana,

y el sol parece como que quisiera subir

corriendo por las nubes, en la extensión lejana,

hoy quisiera reír…

Hoy, que la tarde está dorada y encendida;

en que cantan los campos una canción de vida,

bajo el cóncavo cielo que se copia en el mar,

hoy, la Muerte parece que estuviera dormida,

hoy quisiera besar…

Hoy, que la Luna tiene un color ceniciento;

hoy, que me dice cosas tan ambiguas el viento,

a cuyo paso eriza su cabellera el mar;

hoy, que las horas tienen un sonido más lento,

hoy quisiera llorar…

Hoy, que la noche tiene una trágica duda,

en que vaga en la sombra una pregunta muda;

en que se siente que algo siniestro va a venir,

que se baña en el pecho la Tristeza desnuda,

hoy quisiera morir…

????????????

Blanca Novia

-Amada, ya es hora,

ya se acerca la aurora

y el cura en la capilla nos espera.

-Más tarde, cuando muera

la primavera.

-Amada, ponte presto los azahares,

que ya las luces brillan en los altares

y canta el río.

-Luego, amor mío,

cuando muera el estío.

-Amada, nos esperan en la capilla,

ponte presto los azahares y la mantilla,

porque ya están las rosas en retoño.

-Espera, amado, espera,

cuando muera el otoño.

-Amada, ponte el velo de desposada,

que cantan las palomas en la enramada

su canto tierno.

-Imposible, no esperes;

ya ha llegado el invierno.

¡Corazón, ponte en pie! Cierra tu herida.

Seca tu llanto, alegra tu mansión,

olvida tu dolor, tu pena olvida,

cubre de flores, tu sutil guarida

y hoy que la Primavera te convida,

¡Corazón, ponte en pie, cierra tu herida

toma el tricornio y canta, Corazón!

No invoques a la musa, hoy que te implora

tu propio dueño una sutil canción,

para cantar un cielo que se adora,

para decirle a un pueblo que se llora,

cuando llega esta hora

de la separación,

para triste decir

¡tú eres la única musa, Corazón!

Cobardía

Abre el pozo su boca, como vieja pupila

sin lágrimas. El ñorbo se envejeció trepando.

El horno que en la pascua cociera el bollo blando,

como una gran tortuga, silenciosa, vigila.

La araña en los rincones, nerviosa y pulcra, hila

la artera geometría de su malla enredando.

Las abejas no vienen de libar, como cuando

miel destilaba el pecho que ahora dolor destila.

Los restos de mi dulce niñez busco en la oscura

soledad de las salas, en el viejo granero,

y sólo encuentro la honda tristeza del pasado.

El corazón me lleva por el viejo granero

y encuentro en los despojos, viejo, decapitado

el caballo de pino del que fui caballero.

El hermano ausente en la cena pascual

La misma mesa antigua y holgada, de nogal,

Y sobre ella la misma blancura del mantel

Y los cuadros de caza de anónimo pincel

Y la oscura alacena, todo, todo está igual…

Hay un sitio vacío en la mesa hacia el cual

mi madre tiende a veces su mirada de miel

y se musita el nombre del ausente;

pero él hoy no vendrá a sentarse en la mesa pascual.

La misma criada pone, sin dejarse sentir,

la suculenta vianda y el plácido manjar;

pero no hay la alegría ni el afán de reir

que animaran antaño la cena familiar;

y mi madre que acaso algo quiere decir,

ve el lugar del ausente y se pone a llorar…

Oración a la bandera

Hija de San Martín y nieta de Manco Cápac,

madre de Grau y Bolognesi,

en la hora magna de la libertad,

bajo la paz del cielo claro y convexo,

ante la cruz de la religión y ante la espada del heroísmo,

ante la legión infantil que venera y canta, yo.

niño aun, que seré mañana joven y fuerte,

en nombre de las naciones en primavera,

te hago el voto de mi vida en flor y te saludo

¡ Oh bandera, ala de la victoria,

alma y sustancia de la libertad,

símbolo augusto de la patria libre

!Bendita seas por que en tus rojos pliegues

esta la sangre de mi sangre,

la sangre de mi padre y de mi madre,

la sangre de mis abuelos,

la sangre que por ti derramaron todas las generaciones;

benditas seas por que pensando en ti,

los niños nos haremos mas buenos;

por que viendo en extraña tierra tu imagen,

sentiremos el beso de la madre,

el beso de la hermana,

el afecto lejano y el bienestar distante;

bendita seas por que tu encarnas el ideal sobre la tierra;

por que tu eres el ideal mismo hecho ala en el viento y pliegue bajo el azul del cielo.

Por que fuiste ave con Chávez,

pujanza con Elías Aguirre,

ala con Ugarte, sudario con Grau,

anhelo con Tupac Amaru,

idea con Unanue, músculo y nervio con zela,

gracia con Palma, música alada con Chocano.

¡Malditos sean los que no siguen tus colores,

malditos sean los que no te adoren de rodillas,

malditos sean los que no sueñen con tu grandeza!

Ritornello

Para vivir en el amor

basta que un alma nos sonría.

¿Qué nos importa que el dolor

con un rictus de vencedor

exhiba su máscara fría?

Para vivir en el amor

basta que un alma nos sonría.

Para luchar contra el destino

basta que un alma nos escude.

Torvo y siniestro, en el camino,

que el búho envidioso y cetrino

nos grite al paso y se demude.

Para luchar contra el destino

basta que un alma nos escude.

Para librarnos del olvido

basta que un alma nos comprenda,

¿qué importa el ser o no haber sido

o que el destino adverso, herido,

sus iras trágicas encienda?

Para librarnos del olvido

basta que un alma nos comprenda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: