red peruana de literatura

pensamiento creativo

La ciudad es agua y otros poemas de Pablo Aldaco

La ciudad es agua

Te he visto caminar en el frío húmedo de las calles,

prestas tu sombra a lo que está debajo.

Tu paraguas, viento y calle.

A lo lejos los vendedores corren,

mientras arrecia la lluvia.

El agua se esconde bajo tu vieja piel.

Los huesos son cal que cae cuando caminas,

las sirenas gimen

y en lo cóncavo de las arquitecturas terminan.

La ciudad es agua que retorna.

Enorme fuente líquida.

Bruma

En la blanquísima

bruma ascendente

vi elevarse al mundo,

grita el viento en la escalera

más allá de las montañas.

Valle

Amanece

el sol puesto en el cielo.

Me dirijo al lugar donde estoy.

Rumbo a la otra esquina,

encontrarás mentiras,

máscaras, gestos comunes.

Avenidas verdes donde rondan los pájaros,

sin usurpar lo que nunca pudo ser

el hombre.

Abajo: un pozo y las alturas.

Arriba: un cielo quebrado,

casi lagrimoso.

Sueños

Me levanto con el ansia de un día nuevo. El poder esencial del aire me recibe, a partir del primer bostezo. Este cuarto es víctima del silencio, pero afuera todo es presa del ritmo y el bullicio. El sol despierta, bajo el recuerdo de la noche. Enciendo un cigarro. Sigo apoyado en la memoria. Mi vista ahora es nítida, después del desvelo. Los vendedores, calle abajo, aúllan con un tono que empobrece el sueño de los escasos durmientes.

Alguien tira la primera pieza, no somos tú ni yo; un hombre robusto aparece entre el humo del cigarro. Los perros parecen estar contentos, mientras afuera el caos es más que exterminio. Debajo del balcón, puedes palpar con tus ojos a un millón de caballos que enfurecidos despiertan el polvo que sus patas levantan, como queriendo desterrar la tierra misma.

Entonces emerge el Diablo y es a partir de su presencia, cuando comienza el mundo a girar sobre su propio eje.

II

Desde que sé que el mundo es magia, cada vez que salgo a la calle mi paso se difumina en el punto sublime del desenlace.

Entro al vagón. La ciudad: urbe de historias, de almas en desconcierto. Trato de mirar los ojos de la mujer y cuando llega a captar la atención de mi mirada, comparto una noción espiritual, inexplicable.

La mirada es palabras en silencio.

Bosque de niebla

Me soñé en un bosque de niebla,

trepé paredes de siniestra rama.

La hierba de mi espíritu

dio la bienvenida al fuego

y un lobo devoró mis palabras.

Eres el latido de Dios

Eres el latido de Dios que renace entre la luz y la ceniza.

Aterriza, piel de mar,

sobre la tierra que te espera al filo del mundo

Silencio, contemplación, llama fundida,

magia que parte de la noche

hacia el rumbo conocido de los dioses.

Caballo de madera

El caballo de madera,

donde cuelgo las llaves del oficio,

ya es de marfil.

El tiempo, disfrazado de reloj,

le habló,

lo besó…

y al mismo tiempo cabalgó con él.

Ahora, el caballo de marfil

ya es de oro…

Mañana, cuando se icen las cortinas,

yo seré el caballo.

Pablo Aldaco (Hermosillo, Sonora, México,1989).

Es poeta y cantautor. Autor de los libros de poesía “Las aguas del regreso”(Colección Cruz del norte,Universidad de Sonora), “La noche que se expande” (Editorial Los Ablucionistas) y “Corazón, punto cero” (Editorial Aldamar).

Ha publicado en diferentes revistas de creación literaria y periódicos como: Revista Anestesia (Ciudad de México), Dossier Político (Hermosillo, Sonora); SDP Noticias (Ciudad de México),Círculo de Poesía (Ciudad de México),Revista Cucha (Úbeda, España).

Ha sido antologado en los libros de “Jóvenes nacidos en los 80´s” (Editorial Tintanueva) y en Memorias de Bajo el Asedio de los Signos  (Encuentro literario, Ciudad Obregón, Sonora).

Ha grabado los discos “Primeros vuelos”, “Pablo Aldaco”, “Nube de verano” y “Crepuscular”. Actualmente afina los últimos detalles de lo que será su quinta producción discográfica. Sus canciones pueden ser escuchadas en las principales plataformas digitales.

Ha llevado su música y poesía a lo largo de toda la República Mexicana, así como al extranjero a países como Perú, Chile, Argentina, Cuba y España.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: