red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

Nuevas cepas líricas: selección de poemas de María Calle

Adán sin Eva

Reptar por el Génesis:
Escamas vertebradas
en mudanza de piel
elástica depreda.

Costilla consentida
de retórico diseño.

Vergel del tiempo
acuña cuerpos
en una seducción
antropológica.

Despliegue genesiaco,
vasija del diseño.

Eva sin Adán responde
ser la causa humana
de una condena.

Dos títeres deshilachados
en una técnica persuadida
por la oralidad de un reino
insoportablemente terrenal.

Su descendencia de estéril
fratenalismo. Injerto arbóreo.

Reducto entroncado bajo
una ramificación corrompida.

B O S Q U E

Carnoso y vertilicio pétalo coronario
se ha mecido entre los protectores
sépalos de nuestro célebre cáliz.
Entalle de inserción acicular
adentra frutal la nerviación
donde prósperos dones se anudan,
ceden y conceden, bilabiales,
superficie de virtud nodal.
Y roseta basal abraza bifoliado
el logro de almíbar encendido.
En organografía acarminada
glosa el contorno que me conforma…
Hojas desnudas son tus piernas.
El aroma del tallo en vigor eterno
extiende el goce floral del áureo craso.
Porte de limbo que mordido
se adentra en cavernoso jugo,
reino vegetal asilvestrado
de erógena saciedad cumbre.
Oriundo ornamento erguido, seminal
pedúnculo de florescencia fecunda.
Titilan, titilan, titilan…Los pétalos,
libación de torneado estolón:
Vergel de cerúlea cúpula floral.

ΆΦΡΟΔΊΣΙΟΣ

Queda una Venus espumosa, incolora,
que no añora el rescate, inerme,
ni pule los oros porosos, 
ni ensambla las olas perladas.

Queda una Venus fecunda, escamada,
deidad del aire supremo, marmóreo.
Núbil doncella sexuada. 
Diosa del amor de encuentros.

Afrodita en su destino,
juiciosa con su manzana,
sempiterna a los troyanos,
enhechiza despiadada.

La divinidad pontífice
entre palomas y mirtos,
ceñida de goces bordados,
de plegarias complacientes,
entre lo térreo y lo garzo,
engendra orígenes prosaicos.

Y la matriarca de los césares,
epíteto de amor sexuado.
Perpetua entre delfines:
pare al legendario y
asume vanidosa,
con belleza su letargo.

Séquito de armoniosa imbricación.
Célebre connubio dorado.                   


             _CONCHA DE CREPÚSCULO DON_

D I A L É C T I C A

En virtud del cual…

¡ME OPONGO!

Tu pensamiento exige mi enfrentamiento.

Mas SUPRIMO sin derrota alguna el exceso arrogante:

Ideología, dogma y sensaciones…

Queridas fauces de la mocedad, ¡pasen y vean!,

no se descuiden de sus iras, obstruyan fieles

el conocimiento de sus posibilidades.

Adelante,

¡Pasen!

Piensen y manifiesten su Realidad conjuntiva.

Oh, sí, es cierto,

está ahí latente sin ser ajena a la crudeza…

Asómese, es ella,

palpe,
frunza…

No es del todo combativa, más bien certera,

que opera en cualquier umbral,

y así concurre la bella dama del relato…

Es diestra consejera,

EMINENTE.

Ella viste cada cuerpo a la intemperie,

si la comprometes, te destierra.

Y así saldrás de la ficción escudera que te acuna.

IRREDUCTIBLE  conmoción,

¡Entra!

Diluye en ella tu ansiado melodrama.

FULMINANTE.

E N C R U C I J A D A
Ahora la cara.
Ahora la cruz.
Ahora de canto,
de canto o de cruz.

Ahora la cara.
Ahora la cruz.      
Cara o cruz.

CRUZ.

EN LA PLAZA

No tiene adónde ir,
pero se agolpan en las vitrinas de la heladería.
 

No saben qué hacer,
pero se esperan en las miradas de los demás.

Mientras le pone su mano en un hombro y le besa.
Sonríen y caminan.


Mientras se enlazan entre sus dedos marchitos
y sienten, pero sin mirarse.

Mientras corren y juegan, los niños, a la par el reloj dictamina su tic tac.


Y aquí estamos, vemos todo esto. Otros nos observan.

¿Por qué nos escondemos?

S O N S O N E T E S

Son manadas,
   son bandadas;
entre la muchedumbre.
Son enjambres,
   son piaras;
entre la multitud.
Son rebaños,
   son jaurías;
entre los transeúntes.

T R I N O S
Tan cerca del mundo;
susurros que atienden,
sin modos ni formas.
Tan cerca del mundo;
anexos desiertos,
sin tonos ni sombras.
Tan cerca del mundo;
acordes tupidos,
sin vuelos ni alondras

…Tan lejos de todo…

Entre bambalinas

Fósforo de piedra

¡Jaque!

Catapulta del cielo.
Goma de mascar adherida al infierno de la boca.

¡Embate!

Cruje  la carcoma del hielo.
Pompa de fuego macerado en cubitos de pólvora.

Desde las puntillas quejicosas se mantienen bailarinas
en goteo de tul.

Exigen las creencias un desatinado acuerdo.

¡Rescate!

D E L E I T E

— ¿Qué tienes?

— Nada, el corazón de lluvia, el corazón en

llamas; agua cristalina que se llevaron los

años, consecutivos…

Y sin caer en la duda del lamento, cribé las

llagas que sacudieron su lengua viperina.

— Entonces es agua salada, no estancada…

— Sí, agua que nutre, agua que emana, agua

escaldada…

…Sed empañada .

C H O C A R O N

Tenía la cúspide en mis manos de porcelana.
Fusión con mis dedos de ámbar.
Posar mi tacto en el contorno de tu pensamiento
no es común en estos tiempos,
frenéticos y desolados.
Caminar por los espacios ocultos de la desdicha
y si acaso, razonar el cambio.
Constante.
A pesar de las dudas,
no hay retroceso.
Existen treguas ingenuas, quizás.
Pasos de extrañeza…
Pero aún nos reconocemos entre todo y entre todos.
Nos chocamos en los labios.
Sin querer, deseosos.
Eternos.

CAMAFEO DEL CONTICINIO

                                  A ojos garzos


Adalid de plenilunio entalle,
en tus yemas encendidas
glíptica ofrenda etérea.
 

Sortijas de tus bridas,
matizan la policromada
fisura de estos labios.

Comisura lupina térrea,
orografía de tu hechizo
magno, mi conquistador.

En silueta femenina,
sendero de terciopelo, 
se ciñen los besos.

Alfarero de mi cuerpo,
capitán de los sentidos;
Arden tus joyas, hendidas,
se dilata, mi granado corazón.

Centinela de mi almíbar,
embestido, circunda
profano el gemido furtivo.

Estanque nectarino,
relieve iconográfico
donde capa a capa, tallas…

Has rehecho el templo sigiloso,
amuleto carnal de orfebres.

Dones que rinden tributo,
ensamblados pensamientos,
talismán de extasiado cauce.

Perfil  argento lupino:
Aerolito astro soberano
de los latidos imperantes,
cincel en dominio pleno,
sucumbimos, solidificados…

Lecho floral y carnal,
melodía de aullido eterno,
prosodia de nuestro aroma,
sigilo en tránsito de encuentro.

Elixir de garzo manantial
rompen tejidos los cielos
en el caudal de este quejido;
flamante de tu gloria, eterna,
sin que nada pueda evitarlo,
a ti erguido, a ti vivido, a ti debido…

 … En dulcíneo Camafeo.
Donde todas las noches son de terciopelo.  

C U E R P O S
Dejamos de ser hombres.
Dejamos de ser mujeres.
Dejamos de ser personas.
Dejamos de SER entes…
Matojo de creencias.
Péndulo de ismos.
Materia inerte.
AMASIJO DE GENTE.
                          Indi[gentes].

LIBER

CADENAS,
caducas.
CAUDALES,
de estuco.
CONDENAS,
quimeras.
CINCEL,
de serrucho.
           ‘Canto del Gallo
            en un cucurucho’

N O T A S

Pentagramas de quejidos,
compases de distracción.

En la clave de la cima,
se acompasa un corazón:

Redonda con puntillo, eso duda la razón.

La conciencia de esta era, que se pierde sin pudor.
Y el pentagrama de sueños, encabalga en

¡Sí, señor! —.

(Agitan batutas dentro de las fundas de los instrumentos)  

P A R T I T U R A
ALMA DE ERRATA,

ALMA PULIDA.

ALMA QUE AGRAVIA.

ALMA ENCENDIDA.

ERRADA.

PULIDA.

AGRAVIADA.

ENCENDIDA.

U V A S
Más allá del deseo de saber,
se concibe el hecho de la nada.
Y alcanzarlo responde a ecos del vacío.
Supone una emoción emancipada,
sin contagio abrupto,
ni experiencias vanas.
Dinamismo auscultado,
ni se apacigua con letras,
ni número presos.
No hay más que racimos de huesos.

H I P A T I A____________________________

Condenada queda tu causa libertaria del intelecto que se adscribe a esa condición humana
en forma, modo, materia y fondo femenino.

Ser de pureza en un mundo copado por los sustratos del espejismo privilegiado.
Sensibilidad de ideas como un islote en
frondosas fronteras te retuvieron querida de Alejandría,
tus atuendos, los límites de la incompetencia,
deshilachados en el transcurso de una confección enriquecida de saberes,
mas empobrecida de poderes. 

En el espacio de tu silenciada construcción de artes,
sólidos cimientos operan hasta estos días
que se siguen contando de par en par.

Térrea SINGULARIDAD divulgativa, entrega al conocimiento.
Gloria póstuma de un castigo conceptual latente.
Seguimos en la misma Era de la oscilación de tu tiempo.
Materia científica que reformula tu causa:

LIBERTAD asediada en un tránsito de creencias beligerantes.
En aquella docencia pasional de majestuosa enseñanza pagana,
de Clásica oratoria brillante…

Como astrolabio tus manos de navegantes discípulos,
se medía la densidad de tus palabras intelectualmente comprometidas
desde aquel, tu templo del saber, tú, símbolo de cultura y ciencia:

Fuente de luz imponente.
PENSAMIENTO de enmiendas acuciadas, neoplatonismo de alcurnia…

Contribución del goce teórico en el álgebra de tu telar cognitivo.
Los comentarios aritméticos que construyeron tus dedos rinden tributo en honores al patriarca algebraico.
Tratado geométrico en las órbitas de tu figura extraordinaria.
Concienzuda tu revisión del

CANON ASTRONÓMICO  ptolomedano.

PLATAFORMA DE DIVULGACIÓN en hermosa tez, RADIANTE.

Genuina y colosal,
estructura mental helénica de mujer.
Cabeza, cuerpo y alma de ciencia en manos de una

              LUMINOSIDAD LEGENDARIA

Afluente de conocimiento en castidad conjuntiva.
En tus logros se constata lo extraordinario de tu legado.

 Hidrómetro de un manto de pensamiento reconstruido mide tu gradual erudición…

Senectud instigada hacia un

                 CREMATORIO  FILOSÓFICO

Sapiencia de cenizas en un caudal de crónica descuartizada.
 

 ATROCIDAD HIPNÓTICA  en un siglo cuarto imperial. 
en amarres diocesanos de sectores cristianos al alza.


Me reservo el derecho a equivocarme por pensar…

Breve currículo sobre la autora María Calle Bajo (Plasencia, España) es una poeta y profesora española. En su función educativa, ha formado parte del área I+D+i de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca y actualmente se encuentra enfocada en la enseñanza del español como lengua extranjera y se proyecta hacia la investigación en el ámbito de la ciencia literaria. Entre sus múltiples estudios se cuentan los de Magisterio en Educación Infantil (2007), Universidad de Salamanca, Grado en Maestro de Primaria Mención Lengua Extranjera (2014), Maestro de Primaria Mención Lenguaje Musical (2015) y Máster Internacional para Profesores en Lengua y Cultura Españolas (2017), cursados en la Pontificia Universidad de Salamanca. Actualmente está cursando Filología Hispánica en la USAL. Poemas suyos han sido traducidos al italiano y publicados en Revistas  como Letralia, Tierra de Letras (Venezuela), Taller Ígitur (México) e Iberoamericana (Costa Rica). Algunos de sus poemas han sido traducidos al italiano y al francés. En junio de 2020, obtuvo el segundo premio relativo al IV Certamen de Poesía Social ‘Mujer, voz y lucha’ CGT Castilla y León con el poema Búsqueda. Semillas es su primer libro publicado (Buenos Aires Poetry, 2020).     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: