red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

LITERATURA PARA DESCARGAR #50«Meta-Textos/Contextos» DE Moisés Castillo Florián-PARA DESCARGAR

LEE Meta-Texto de Moisés Castillo Florián dando click aquí

Prólogo “Reflexión crítica de Meta- Textos/Contextos” un lienzo de contradicciones como poética del Nuevo Perú
 
Julio Barco

Estamos frente a un trabajo de albañil lírico: construcción y destrucción de los sentidos dentro del poema, ventanas abiertas a la desfiguración del lenguaje para acceder a un campo más abierto de interpretaciones, de luz y una radiografía vanguardista que dibuja la realidad de un país desde la belleza e intensidad de su lenguaje poético.

Si Vallejo destruía los antiguos soportes del juguete verbal, Moisés Castillo Florián abre nuevamente la entidad llamada poema y la desplaza en nuevas, ágiles formas. Y el adjetivo queda corto. Asume, de fondo, la historia del Perú, tanto en su literatura (situándose en tres voces fundamentales: Vallejo, Heraud, Verástegui) como en una crítica a la propia vida y tragicomedia del quehacer literario peruano.

Tres poetas que se desprenden del gran Árbol lírico de nuestra tradición y proyectan su sombra diáfana escavando en lo humano, criticando la relación cuerpo y signo, creando belleza como totalidad contra un mundo desigual y deshumanizado. Yo, claro, agregaría a muchísimos más, pues, este país tiene una diversidad cultural muy variopinta que permite ver un registro verbal de toda clase de sensibilidades; tanto andinas, costeñas y las selváticas, como las que mantienen un espíritu digamos abierto a toda clase de territorialidad.

Esta poesía, la de Moisés Castillo, sorbe del mundo lo necesario para dotar a su arte de un mecanismo que afecta la psiquis y necesidad tanto ética como estética de un verso. Sorbe en pedacitos, con gusto estético de cuidadosa crítica; sorbe a pedacitos un lenguaje estrangulado, donde la realidad política se mezcla con los sonidos internos; ahí se encuentra Moisés dándole forma a una praxis de lenguaje que se desliza suavemente contra los límites de sí mismo. Triturando y engullendo y desplazando los signos.

Lejos del desafecto o la falta de compromiso, esta poética se muestra perfectamente armonizada entre realidad y deseo. Ser humano y campo, voz y voto, sustancia y ser, música y lenguaje, calle y símbolo, imagen e interpretación se conjugan en una sola saliva, en un solo brochazo que desliza crítica y canción, belleza y diadema de fuego.

La pluma –aquel gorrión que silba entre los dientes de león– la mueve la sangre a borbotones generando toda clase de mecánicas. Su música es oscura e ignota, y, sin embargo, manifiesta claramente su poder, su deseo. De la lógica al fuego, del humanismo al absurdo, la gran tarea de la vanguardia prosigue en autores que se alejan de la poética convencional y toman un camino diferente.

Volviendo al Perú: muchos frente al Bicentenario se sienten simplemente amargos y violentados por una historia triste de explotación e injustica, sin embargo, es en la poesía donde se puede acceder a transformar esa masa de cólera y vitalidad en un espacio de espejos, reflexión y vida. Es el Perú una masa amorfa eterna que da luces para nuevas interpretaciones y nuevos escritores. Algo telúrico, raro, extraño y violento provoca el contexto peruano que facilita la creatividad y su destreza.

Es necesario, por eso, oír algunos buenos bordoneos poéticos sobre esta época y Moisés Castillo nos ofrece una ópera de envergadura social y poética, que no se ciñe necesariamente a la poesía como espacio interno, sino conversa, afecta, somete, abre, presenta toda clase de propuestas relacionadas a la creación del poema y su construcción verbal.

Como dato curioso este poema largo, de 10 secciones, fue escrito después de una conversación igual de larga y fecunda con Castillo. Me acuerdo que esa noche calenté carbón y me acurruqué al fuego para menguar el invierno. La voz de Moisés llegó de sus viajes por Europa –significativo su estadía en Inglaterra que sirve como caldo de cultivo para su obra “Caosmos” (o Cosmonáutica del Caos, 1999) y sentí los trenes que tomó en aquella juventud siguiente la estela de la pintura, que lo llevó a varios países y a ser traducido al rumano y al inglés.  Sin embargo, aquí en el Perú empezó a tener resonancia a partir de su obra Así canta Wiracocha, premiado en Trujillo en el 2019. Y leí esos versos bruñidos con la voz y magia milenarias.

Si yo tengo algo de culpa en la creación de este libro lo asumo como una muestra de cómo la creatividad poética surge del encuentro de estéticas y pensamientos, en aquella armoniosa vida que da la creatividad y su mezcla, en aquellos diálogos que permiten nuevos diálogos y oxigena otros, pues, como todo el mundo sabe: el arte se alimenta del arte. Y en perfecto equilibrio con la mirada propia y la interpretación de la pluralidad en la singularidad, nacen nuevos versos, se acuñan otros, surgen libros con luz propia.

No obstante, este proyecto no pretende solo quedarse en versión papel sino busca ser también un “meta texto”, es decir, ir más allá del tejido y pasar a la voz, al audio, al teatro, etcétera. La propuesta queda abierta. Saltar a otras formas y modos.

Todo esto es Moisés Castillo –rupturista y crítico, pintor y poeta–  y hoy en día escribe desde su natal Trujillo, entre árboles e interpretaciones vastas, mientras el viento salvaje que galopa entre los cordeles y casas, y la poética es un cuerpo perfectamente delineado en su partitura, frente a una laptop y bajo el cielo cuarteado y despejado de noche del cosmos inmenso.

 Ahora les toca a ustedes sumergirse en su arte. Y saltar del “texto” y del “contexto” con el propio “texto”.

Julio Barco, Lima, 2021

One thought on “LITERATURA PARA DESCARGAR #50«Meta-Textos/Contextos» DE Moisés Castillo Florián-PARA DESCARGAR

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: