red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

La lanza del Quijote de Paco Robledo (poesía mexicana)

La lanza del Quijote

I

Fue una mancha el sueño

y un anzuelo de lágrimas

el que me rescata

Con los ojos de la imaginación y el recuerdo

no hay necesidad de bestias indescifrables

saliendo de volúmenes antiguos en una biblioteca prohibida

Serían más condescendientes

animalejos destrozando viejas hojas para darse cuerpo amenazante

que mi hija en el puesto de los libros sin libros

jugando ajedrez sin tablero

¡Como si las piezas fueran juguetes

para estamparlos contra la pared!

Qué tristeza su mirada en aquel sueño color sepia

-Estoy jugando

estoy vendiendo

Insisto

Qué tristeza

con tremendos monstros de la realidad pasando cada tanto

Mi amada ave fugaz

ni la ve

¡Horror!

Si es predicción y pasará

Dios

vienes y me arrancas la mirada.

II

Incontrolables ganas me han traído

a contarlo todo

Como el científico de Gasset

encuentro mi realidad en la fantasía

Soy las flores que en mi infancia

al centro de la mesa

observan la comedia familiar

Llena de edén mi respiración

mañana con llanto

me riega mi madre.

III

Es mi pecho la puerta de una cantina

abierta las 24h

Mi infancia barre limones y fichas

La botana estará lista al atardecer

El billar indomable

La rockola entona

Pruebe

¡Para tragar sin cubiertos!

No pregunte qué es

Comer lodo no es ser carnívoro

aunque el polvo sea nuestra materia prima

Todas las ficheras bailan

Los clientes disfrutan las contorciones

que sólo un espectáculo circense puede ofrecer

Pantomima

cine mudo el rostro de placer

en una máscara de Gatubela

con una mujer enamorada.

IV

Un  hombre en la calle es golpeado por la policía

Le insultan sin remedo

Le maltratan hasta el cansancio

al escuchar la sentencia

de mil años en la Isla del Diablo

para aquella especie de bestia apaleada

Lleno de conmoción

Intercedo

Pido a los gendarmes la mitad del castigo

-No se meta

¿Quiere compartir mi pena?

Vaya a casa

Encuentre a su mujer con otro

Mátela

Deje que lo atrapen

Sea castigado

Entonces podrá compartir mi condena. 

V

La perfección es la cama por ella tendida

¡Su caballería me volvió loco!

Ni Kandinsky sabe geometría tal

ni los Beats mejor cuerpo desnudo

al sabor de la luna

que tú

entre copas

libros y caballos

al son de la sal y el humo

No tuve mejor calor en invierno

que tu presencia

Aquí

nomás el síntoma

Girasoles de Van Gogh

por tu tacto fantasma

No dulcineas

clonas ni aspirinas

Quiero mundo

y la lanza del Quijote.

VI

Gigantes molinos de viento

mis interrogantes

Enhiesta

amo mi locura

ya la lanza del Quijote

¡Adelante!

Francisco Robledo, Saltillo, 1990. Librero, desertor de la Escuela de Letras, vagabundo en bicicleta. Es narrador, a veces poeta. Ha publicado en diferentes medios impresos como digitales. Antologado con poesía y cuento. Hace collage, coedita, diseña y distribuye fanzines. Autor de Un Rechinar de dientes (2017), Cutre maquillaje crónica de un falso vacacionista (2018), El inexistencialista (2018)Madre orgasmo (2019), No se lo cuentes a nadie (2019) e Historias que le robé al fuego (2021). En la actualidad hace un Kafka tríptico involuntario de insectoterapia. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: