red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

Combustión espontánea & otros poemas de Diego García Fernández

Diego García Fernández. Nació en Lima el 16 de Agosto de 1993. Es Lic. en Psicología Clínica por la Universidad Peruana Cayetano Heredia y Terapeuta Familiar Sistémico. Su pasión por el arte empieza desde muy pequeño con el dibujo y ya de adulto descubre que siempre había escrito poesía, a través del cual elabora y explica sus vivencias. Su poesía hace uso de la introspección, lo cotidiano y la naturaleza para hablar del amor, el desamor, la humanidad, la vida etc.

COMBUSTIÓN ESPONTÁNEA

Quiero dejarme consumir por lo que acontece en mí,
por mi tristeza, mi nostalgia, mis recuerdos, mis pasiones,
mis miedos, mi alegría, mi música, mis cuentos,
mi arte, mi historia, mis ancestros,
por los mundos que creo,
por lo que fui y por lo que soy,
por lo que callo, por lo que grito,
por las guerras y fiestas que toman lugar en mí,
por las reconciliaciones entre mis pedazos rotos,
por todas aquellas criaturas que crecieron alimentándose
de mis sueños dentro mío
y ahora deciden salir para vivir los suyos.

Quiero dejarme consumir por todo lo que me atraviesa.
Me atraviesa una hoja cayendo del árbol,
un pájaro volando mientras sostiene las ramas para hacer su nido,
la humanidad aprendiendo a caminar,
la luz entrando por mi ventana,
el invierno de mi soledad, la voz de las mañanas,
un perro mirándome a los ojos, el silencio de tu presencia,
los besos en la frente, los abrazos de la nada
y la forma en como rima tu cuerpo con el mío.
Atraviesan todos mis ecosistemas,
se saben de memoria mi abecedario,
recorren mis calles haciendo desastres,
bailando, cantando y contemplando los paisajes
mientras pintan las paredes y el cielo.

Quiero dejarme consumir hasta volverme la colilla de un cigarrillo
a las 6 de la tarde en el malecón de barranco,
la botella de vino vacía después de escribir poesía toda la noche,
un lápiz que se quedó sin madera para tajar por tanto dibujar y escribir,
tus ganas de follarme después de follarme,
lo que queda en el plato de un niño pobre y hambriento.
Quiero dejarme consumir
por todo lo que acontece en mí y arder de vida,
hasta que las llamas salpiquen al otro lado del puente.

SOY HUMANO

A veces
me provoca ir por los lugares menos visitados,
se me da por leer los anuncios que nadie lee,
buscar que fue de aquellos personajes secundarios u olvidados,
contemplar los cuadros a medio hacer,
ver las hojas reposando en el suelo.
Por alguna razón,
esas cosas me recuerdan lo humano que soy.

HACÍA SOL, PERO SENTÍA FRÍO

Al acercarme al filo de sus labios
pude ver el abismo que había entre nosotros.
Se podían ver desde ahí
los cuerpos caídos de todos
los sueños en los que coincidimos,
las canciones que nos dedicamos,
los lugares que recorrimos de la mano,
las sonrisas que nos regalamos,
las muecas que nos hacíamos
para hacer reír al otro.
Escuche en la televisión
que este año iba a ser el más caluroso,
pero aquí en tus brazos
se viene viviendo el invierno
desde hace tiempo.
Hace frío, un frío que asusta,
que penetra, que golpea, que quema.
Pruebo de todo con la esperanza
algo que me pueda abrigar
pero nada funciona.

Me pongo la chompita que me regalaste en mi cumpleaños, nada.
Me pongo una sonrisa en las mañanas, nada.
Me pongo una pela favorita, nada.
Me pongo un libro de poesía, nada.
Me pongo un beso, nada.
Me pongo un hablemos, nada.
Me pongo un intentémoslo, nada.
Me pongo un te amo, nada.
Nada, nada, nada, nada.
Te volviste un ecosistema inhabitable
donde ya no puede surgir la vida,
los animales desde el más pequeño
al más grande huyen de ti
buscando un refugio.

Se cayo la última hoja de otoño,
el viento se la llevo.
Se quebró el ala del pájaro,
ya no puede volar.
Se acabo el agua,
las flores se marchitaron.
Se rompió la punta del lápiz,
el dibujo se quedó a medias.
Se arrancaron hojas,
el cuento se detuvo.
Se lanzó la rosa sobre el ataúd.

ACUARELA

Si vas a faltarme el respeto que sea en la cama
a mis instrucciones, a mi ritmo, mirándome a los ojos,
con todo lo que llamas vida.
Tu piel besa la mía, la mía muerde la tuya.
Mi respiración se acelera y el mundo se detiene.
Ven y receta los versos que llevo entre las piernas,
sobre la espalda, sobre mi cuello,
mientras hacemos de las sabanas una acuarela
de esos que tanto te gusta.
Llueve sobre mojado,
sobre nosotros, dentro de nosotros.
No hagamos el amor, hagamos del amor nuestro
y pongámoslo de rodilla hasta que grite
nuestros nombres para que no se olvide de nosotros.

PÉTALOS

Me quiere,
No me quiere,
Me quiere,
No me quiero,
Me quiero.

NADA ES MÍO

Nada es mío.
Estás en mis reflexiones,
estas en las preguntas que me hago para llegar a esas reflexiones,
estás en la forma en cómo me hago estás preguntas,
estás en las respuestas que les doy,
estás en cómo las respondo,
estás en como las comunico.
estás en mis silencios,
estás en mis significados,
estás en mis gestos.
Estás tú, esta ella, está ese otro,
están todos, están hasta los que no están.
No escribo solo, escribo acompañado.
Vida, libro de coautoria,
lectura compartida,
narrada desde distintas voces.

EL DIÁLOGO

Puedo disfrutar de un café
como de un buen diálogo.
Disfrutar de su sabor,
me sabe distinto cada vez
que lo experimento, de su compañía,
de ver como recorre mi cuerpo
calentando cada una de sus partes
con las palabras que entran y salen de mi boca,
de mi rostro, de mis ojos,
de mi estar presente,
de lo que ocasiona en mí,
de lo que colisiona en mí.
El diálogo es un viaje sin mapa,
un camino que camina,
el juego de mesa sin instrucciones,
dos peces jugando a las escondidas
en la profundidad del océano,
mi mano buscando la sorpresa
que se sitúa en el fondo
de la caja de cereales,
es crear lenguas que
no se habían escuchado antes,
son dos especies conociéndose
por primera vez en su hábitat natural,
es construir las piezas
no armar el rompecabezas,
es contemplar la música
del otro cual recital,
es un jardín de posibilidades,
un teatro de emociones,
es ser yo,
es ser tú,
es ser nosotros,
es volver a nacer en las palabras del otro
y morir en otras tantas.
Existo en el lenguaje,
existimos en él.
Nos vamos moldeando con cada gesto,
palabra, mirada, comentario, silencio.

COLLAGE

Hice un collage
con todas las partes
de mi corazón que rompiste.
Y adivina qué, a alguien le gustó.

POESÍA DE DOMINGO

Quiero ser tu libro de los domingos por las tardes,
que me tengas entre tus manos con olor a café
mientras acaricias cada una de mis hojas.
Que leas cada verso y reflexiones que tengo para ti
y la subrayes porque quieres guardarlas en tu corazón.

Quiero ser tu postre favorito de los domingos,
ese que te saca una sonrisa mientras lo preparas,
que una vez que lo pruebas ya quieres volver a probarlo otra vez,
que no te da ni ganas de invitar,
que te hace romper la dieta de la rutina.

Quiero ser tu pijama de domingos
ese simple y fácil de encontrar
entre todo tu desorden de fines de semana.
Ese que consta de un short y un polerón
pero que te abriga hasta el alma por las noches.

Quiero ser ese paisaje de tus paseos domingueros
por el malecón de barranco.
Ese que para tu camino y te hace voltear atrás,
que te haga sentar en la banquita más cercana
y te ponga a pensar en la vida.
Que tus ojos me acompañen mientras me hago atardecer.

SOMOS

Somos poesía aun no pensada,
no escrita, no escuchada,
aún no dedicada.

Una estrella aún por nacer,
un bing bang por explotar,
un planeta por conocer.

Un beso aún por dibujar,
una caricia por recorrer,
un gemido por gritar.

Una tierra aún por salvar,
una especie por descubrir,
cromosomas por emparejar.

Somos un cuerpo aún por habitar,
una vida por vivir,
un sueño por recordar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: