red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

«Creo que el Arte permite revelArte y rebelArte» entrevista al cantautor Wayo, a pocos meses de presentar su nuevo trabajo musical «A Pulso»

Entrevista a Wayo por Julio Barco.

1.Este año sabemos que lanzaras tu nuevo disco, que significan casi 20 años de carrera, ¿qué nos puedes contar de lo que significó atravesar todos esos años?

«El camino es muy largo, el camino no se ve, sólo se conoce andando un paso a la vez», así empieza mi nuevo disco y es así como veo mi vida y mi carrera, vengo logrando mis sueños «a pulso», como el título de mi nuevo disco y creo que mirando atrás veo con agradecimiento todo lo bueno que he aprendido, conocido, viajado y compartido. Con los años he entendido el porqué hago canciones y sigo aprendiendo a transformar esas canciones en realidad.

2.El Covid dejó un gran saldo de muertes y prácticamente destruyó la escena cultural nacional. Hablando de este aspecto, ¿cómo ves actualmente la escena musical rockera de nuestro país?

Durante la pandemia tuve el respaldo y empuje de mi familia y amigos que generaron y respaldaron la iniciativa del Compartir Acústico «La Música Une», que transmitía libremente desde casa cada viernes 8pm en mis redes sociales; era un punto de encuentro de una hora y pico en donde la idea era generar energía, enviar buenas vibras, saludos y sentir así que no estábamos solos. Nunca se cobró por enviar un saludo o por acceder a la transmisión, y mantuvimos así las metas cortas y la unión en casa, con mi esposa e hijos, y también con los amigos que se conectaron de diferentes lugares del mundo. Nunca se bajó la guardia y creo que el resultado de todo ello es también éste disco. No sé si exista una «escena» musical de rock, existen bandas, artistas y proyectos con mucho talento, mucha competitividad y con muchas ganas de ganarle al otro. Creo que en mi caso el hacer música pasa más por compartir que por competir, no tengo nada que demostrar más que a mí mismo en el sentido de que sigo aprendiendo a hacer canciones y a vivirlas, creando mi propia realidad.

3. En un tiempo donde prima la imagen sobre la letra, crees que el sonido prime sobre la letra, o ¿crees que hay una necesidad de también construir letras con fondo y base?

Lo digo en una de las canciones de «A Pulso»: una canción es más que sólo ritmo, es fuerza y libertad. Nos invitan a creer para crear un mundo mejor y así como la música une, también sana y salva. La palabra tiene un poder transformador, y sobretodo en «A Pulso» he dado especial interés a la letra y la música se ha convertido en la nave en donde viaja cada idea y sentimiento. De ahí la idea de que el disco fuera también un libro, ojo que sin ningún tipo de pretensión literaria; en mi caso las letras quedan prácticamente escritas, salvo algún que otro pequeño borrón, tal cual las recibí al momento de la composición, que por lo general es en simultáneo.

4. La música como carrera, el arte como forma de vida son asuntos que no terminan de entenderse en sociedades como las nuestras, ¿cuáles crees que son los retos que enfrentan los artistas en estos tiempos?

Cuando se habla de incomprensión pienso inmediatamente en Van Gogh. Creo que es el artista por antonomasia.

El arte es visto como entretenimiento o hobby, el talento se ha prostituido y despersonalizado, se fomenta tanto la copia o la imitación que se está cerrando cada vez más el espacio para lo propio. Se ha canjeado el amor al oficio por un cuarto de hora de fama.

Creo que el Arte permite revelArte y rebelArte, y he ahí el reto, más allá del entretenimiento dar un poco de sustancia y sustento a nuestra obra, que pueda servir para hacer algo más que hacer pasar el rato; que pueda acompañar, cuestionar, impulsar y motivar.

Pienso que la palabra artista está muy desprestigiada, creo que para alguien comprometido con su don, con su oficio, con su mensaje y su propuesta, la palabra artesano es más acorde y lo único que se debe hacer es seguir haciendo camino, como decía el poeta, al andar; con la convicción de que si lo que se hace tiene una cuota de verdad esa verdad siempre nos hará libres.

5. Hablando de espacios y formatos, vemos que la música hace años viene cambiando de emisor, sin embargo, se sostiene gracias a industrias paralelas, ¿cómo crees que siga creciendo y evolucionando la música? Y, por otro lado, ¿qué nuevos retos le tocará enfrentar en estos años venideros?

Creo que el único espacio que le queda a la música es el escenario, el en vivo, el estar ‘aquí y ahora’ compartiendo con la gente. Los formatos de distribución han muerto. Ahora todo es digital. Por más revival que exista con el vinilo nunca un disco grabado en digital, y pasado a vinilo, logrará la dinámica y apertura sonora de lo analógico. Pienso que después de tantas horas grabando, mezclando, puliendo cada detalle, plano, panel y sonido, da un poco de pena que todo se reduzca a un par de audífonos. Pero es lo que hay. Se ha perdido también el sentido de comunidad que significaba escuchar música. De adolescente el escuchar un disco o casette era un ritual en casa y entre los amigos del barrio, esa sensación debería recuperarse. Es por eso que un concierto, sea pequeño o masivo no tiene comparación: la música une!

Wayo

Cantautor peruano

Compositor del Himno de Santiago de Surco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: