red peruana de literatura

pensamiento creativo: poesía, literatura y más

Poetas contemporáneos & otros poemas de Vildá Torres (lenguaje Áncash)

LAZARO TORRES Vildá Gimena (Huari – Áncash)

Realizó sus estudios en la I.E. Horacio Zevallos Gámez. 2012-2017. Estudia Pregrado en la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo (HUARAZ- ÁNCASH).   En la especialidad de Educación: Lenguas extranjeras, inglés. A publicado sus poemas en la revista CONTRACULTURA y en la ANTOLOGÍA DE LA LITERATURA ANCASHINA CONTEMPORÁNEA. En la actualidad trabaja en su primera plaqueta de poesía.

Selección de 5 poemas (forman parte de su plaqueta)

POETAS CONTEMPORÁNEOS

(Contemporary poets)

Caminaba y pensaba (como siempre lo hago) en los ensueños donde habito y me cuestioné…

¿por qué ahora la poesía es estrangulada por la realidad? depuesta por el ordinario que piensa que la creación es una ciencia como la ingeniería mecánica y se sienta en su letrina a evacuar conocimientos que según él son vanguardistas en donde una

¨A¨ puede ser un número o un jeroglífico futurista con líneas quebradas es la Historia del arte.

Pobre de la poesía que es estrangulada, ahora un vejamen de los que se creen idiotas sabios, un carnaval de ideas que pesan menos que el helio y más venenoso que la sonrisa mercuriana de critico moderno.

Pobre la poesía que es ultrajada por las manos excretas de la ignorancia. Justo cuando pensé esto, me encontré con una rosa roja que haciendo un ademán de afirmación me sonreía en cada pétalo.

¿Será que soy hermosa me pregunte? Y luego recordé que es otoño ¿qué hará por aquí? Bueno la idea era recitar todos los malos momentos que está pasando la lírica y a mí solo se me ocurre ir a buscar a los posmodernos con un bate de béisbol.

SALMO A MI MADRE

(Psalm to my mother)

Luz de mi imaginación son tus lágrimas, una estela de mar a mis plegarias. Le haré un juramento a mis venas, que dibujaré tu sensibilidad en mis palabras.

Haces llover arcoíris en el cielo, haces beber luz a las estrellas

Afligida estarás de seguro cuando hayan caído tus hijos en la perdición del mundo y con lágrimas los revivas con el soplo de tu inspiración.

Harás cantar a las piedras y todos tus hijos soñaremos con el edén de la miel y pan de tu ser. Más a mí me han maldecido los bardos con injurias, y tú, majestuosa Madre, me has liberado de los anatemas, Doblegado su idioma como una babilonia le llenaras de serpientes su memoria de mis adversarios, Ahora mi corazón solo versa tú ser.

dulce mies del mundo, linda jueza del tiempo. Hacedme volver que quiero brotar en tus brazos

Eh aquí que te pinto, de mirada hermosa observando al mar en el ocaso del día, desde un acantilado en donde tus ojos absorben lo sublime del océano y los astros; tus manos alcanzan a tocar los céfiros que hicieron naufragar a la Ítaca en las rosas náuticas de un jardín atlántico

allá a lo lejos zozobra la Luna en la primera nostalgia que te surca el rostro. concluiré que detrás de ese velo de amor y protección hay una sonrisa que brotara el navío eternal que esperas.

EXISTENCIA

(Existence)

Hoy he aprendido que el viento tiene las alitas de un colibrí. que viaja rápido como un tren que tiene la forma de unos cien pies. Lo acabo de aprender de un pajarito que hace girar el reloj cucú de mi papá. Las mariposas por otro lado en sus alas tienen tatuadas la historia de la humanidad.

Que buena idea ¿a quién se le ocurrió escribir con polvo y escamas de sol lo eterno que podemos ser? Pero hace rato quiero preguntarle a mamá ¿de dónde vengo? Si de una cigüeña o de las patitas con polen de una abeja. Creo que del polen ya que siempre mi amigo me llama DULZURITA. Tengo curiosidad por saber si el amor crece como una plantita en el corazón.

Qué más da, ya sé que las sonrisas son sus frutos y las palabras lindas pétalos que acarician.

Hoy he  aprendido  mucho  de  números, que  todos  somos  uno,  por  más  que habitamos en la panza del cero.

AMOR LIQUIDO

(Liquid love)

La boina sobre tú cabeza, ¿es para que no te despeine el amor?, no se escaparía el universo ni sus secretos, aunque de vez en cuando te cobijes con lo que odias, una isla.

Yo prefiero que el amor nos despeine, a veces los cabellos en caos son el paisaje más hermoso en un rostro sin sonrisa. Ahora, me referí a la sonrisa causante del caos que nos desordenada la vida, ese rictus como comillas blindándolo todo, o suavizando la estructura ósea del ser, volviéndonos una oruga, que nuestra pasión metamorfosea hasta ser escarabajos o mariposas incomodando el vientre antes de soltar un suspiro en medio de arcadas de arrepentimiento y dulzura (una fontana de emociones).

Después seremos como dioses de un terraplenaste que vulgarmente llama universo a su habitación. Allá en tu isla Existen los pies llenos de arena, de miel, o con espina, traviesos, a veces tristes, dejan huellas o un sendero. En el cielo, el mar, alrededor de alguien, después migrar como golondrinas y en crisis el deseo. Porque tú entiendes, todo se vuelve a remitir, no es eterno el orgasmo como una explosión tántrica sexual, o podría pasar un instante o dos antes de volver a desearte y entrar de nuevo al abismo del anhelo. Ese jueguito de dioses egipcios, de embarcarse cada noche hacia los sueños, esa ilusión del tiempo, esa trampa que llaman amor.

El sustantivo abstracto que cambia de cuerpos y rostros. Fue esa vez cuando tomamos algo en aquella terraza en la avenida vía láctea con Vicente Huidobro, empezaste a crear con tus manos una danza incoherente y armónica en el espacio, de lo relativo hasta lo cuántico de la pajilla, para sorber tu trago de alguna fruta tropical; imponías tu destreza de artesana con esos dedos largos como agujas de reloj, melopea del instante, una onomatopeya con eco toc toc toc, sudaba ansioso tu vaso.

Lo sé, estabas apunto de descifrar el código genético del filiforme pedazo de cartón. Creaste un cataclismo de partículas y dibujos. Se me ocurriría una nueva teoría con ese objeto que tiernamente reposaba en tus labios. Y ni tú ni yo sabíamos que decir. Intenté llenar ese vacío con la elasticidad de la fantasía en una cerveza, recurrir a mi tesis, existe la partícula de la musa que le da forma a todas las expresiones humanas, el horizonte de tu  mirada lo  vertical de  tu silueta, la atmósfera de sonidos de gente charlando, silencios nuestros, inicio una melodía transformando el escenario en armonía con ese ritmo de sábado amalgamando domingo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: